Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted by on Oct 2, 2014 in Fútbol, La Selección |

Tres razones por las que los Sub-17 nunca triunfaron en la Mayor.

Tres razones por las que los Sub-17 nunca triunfaron en la Mayor.

Se cumplen 9 años de que la Selección Mexicana Sub-17 alcanzara la gloria en 2005, saliendo campeones del mundo en esa categoría, algo sin precedentes en el balompié azteca.

Sin embargo, la denominada “Generación Dorada” ha fallado a nivel profesional y solamente Giovani Dos Santos ha tenido una carrera exitosa con la Selección Nacional Mayor. A continuación presentamos cinco razones por las que esta generación de jóvenes futbolistas nunca pudieron brillar y llevar al Tri a la gloria en categorías mayores.

1.- Falta de compromiso por parte de los jugadores: es normal que varios jugadores se pierdan, pues hay un mundo de diferencia entre la Sub-17 y el nivel profesional. Sin embargo, los jugadores que pudieron llegar a debutar nunca demostraron un compromiso serio y creyeron que el ser campeón del mundo bastaba. Desde las indisciplinas de Arias, Giovani, Vela hasta las mil oportunidades desperdicias por Villaluz, Esqueda, Ever Guzman, entre otros.

2.- Los extranjeros en la Liga Mexicana: las cinco plazas de extranjero que se permiten en el fútbol mexicano es exscesivo, lo que le quita muchas oportunidades a los jugadores jóvenes. Muchos se quedan estancados en la Sub-20 de sus equipos porque arriba de ellos hay uno o dos extranjeros que los están bloqueando. Este caso se repitió recientemente con Jonathan Espericueta, campeón Sub-17 del 2011, quien al no tener oportunidades en Tigres decidió emigrar a las inferiores del Villarreal.

3.- Los campeonatos del mundo Sub-17 están sobrevalorados: sigue siendo un gran logro para los jóvenes el salir campeones del mundo, pero normalmente se tiende a exagerar y comenzar a decir que en algunos años todos ellos llevarán a la Selección Mayor a ganar un Mundial. Eso es totalmente falso, pues son dos categorías muy diferentes y los títulos se dan cuando los futbolistas aún no terminan su proceso de formación.

Las selecciones africanas son una clara prueba de lo anterior, pues son las que más títulos Sub-17 han conseguido con 6 y nunca han podido ser protagonistas en una Copa del Mundo de selecciones mayores.

 

Comments are closed.