Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted by on Mar 24, 2014 in Crónica |

Barcelona-Real Madrid: el derbi del árbitro

Barcelona-Real Madrid: el derbi del árbitro

El domingo hubo derbi en el Santiago Bernabéu, un Barcelona llegaba casi en la luna y el Real Madrid hacía lo propio pero con la frescura del primer round, había un favorito y era de blanco.

Undiano Mallenco salía a calentar acompañado de sus dos auxiliares, trotó unos minutos, estiró hasta las puntas de los pies y con las piernas abiertas, luego siguió con el trote. Su vestimenta de entrenar ligera en espera de un amarillo elegante, no era el DT ni el entrenador físico de alguno de los dos equipos, era el juez que estaba decidido a convertirse en el protagonista de la historia.

Antes de ese protagonismo tan deseado para muchos, algunos pelearon por él. El primero, al minuto 6′ Andrés Iniesta, recibía el balón de Lionel Messi, sin marca y por el lado izquierdo, similar al gol que le dio el campeonato a España en la copa del mundo, sólo que del otro lado, de izquierda potente y al ángulo. El árbitro corre hacia el centro 1-0. Minutos, tan sólo minutos más tarde (al 19) Di María evidenció el mal momento de la defensa blaugrana con minutos de sobra para mandar un servicio que con mucha facilidad, por encima de Masherano, un central improvisado, Benzema impactaría, a pesar del intento de Valdés y la frustración por casi detenerlo los merengues empataban. Sólo 4 minutos después ya había otro candidato a protagonista, doblete de Benzema, otra vez Masherano se pierde en la marca y fuera del área chica el Gato es letal. Voltereta avalada por la triples arbitral.

El partido se estaba convirtiendo en el mejor de los escenarios para historias épicas, Messi al 41 en una serie de rebotes pone el empate, la bronca inicia con Pepe y su cabezazo a Fabregas, el árbitro se inmuta y señala los brazos hacia el frente, gol y nada más. Al descanso con algunas pláticas entre jugadores que reclaman faltas y golpes permitidos, tarjetas omitidas y descontrol en el ritmo del juego, la tripleta camina en calma. Para el segundo tiempo había protagonista, penal inventado, falta fuera del área marcada como penal y anotada por Ronaldo 3-2. Diez minutos más tarde a compensar el error, Neymar trompica, gira, levanta las manos y cae aparatosamente. Undiano señala el punto penal y del bolsillo trasero transforma el juego con su tarjeta roja a Ramos. Messi cobra al 64 y empate otra vez. Sólo uno tuvo la pelota, los blaugranas, con el 68% del tiempo. Triplete para Messi, de nuevo por la vía del penal al 84. Cuando el argentino decidió ser protagonista ya había uno en la cancha,  Mallenco que ignoraba los secretos de agresión entre Messi y Pepe, el pisotón de Busquets al mismo portugués, patadas con alevosía y ventaja y reclamos que no cesaban hacia su persona. Un arbitraje desastroso que hizo de esta historia un drama de injusticia que pone la Liga a un punto.

 

Comments are closed.